Poesía y Canto
 
Francisco Villa y la Punitiva.
 
Durante la Revolución Mexicana (1910-?), el ya para entonces General Francisco Villa, convertido en guerrillero contra el gobierno en turno de Venustiano Carranza; atacó la Ciudad fronteriza de Columbus, Nuevo México, USA. Sus motivos hasta la fecha son confusos, pero se asegura que luego de haber sido engañado por los norteamericanos traficantes de armas y al saber que el gobierno de los USA apoyaba a Carranza y no a él como aparentemente habían acordado, se sintió traicionado y en un aparente esfuerzo de crear un conflicto internacional, atacó Columbus el 9 de Marzo de 1916. El gobierno de Woodrow Wilson envió tras su persecución la llamada “Expedición Punitiva”. Este fue un gran conglomerado militar que eventualmente llegó a 10 mil hombres bien equipados, con más de 500 vehículos motorizados, incluyendo por primera vez, aviones. Se internaron en el territorio mexicano del Estado de Chihuahua el 15 de Marzo de 1916 al mando del General John J. Pershing.

Venustiano Carranza ante los compromisos y expectativas de acuerdos secretos con los USA y dada la situación caótica del país y la superioridad militar de los norteamericanos, no tuvo otra opción que “permitir” el paso de esas tropas. Aunque sus quejas en el ámbito internacional fueron fuertes y constantes tratando de acallar la fuerte oposición de sus connacionales.

Tomando en consideración el desarrollo de eventos en Europa con la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y ante la inminente entrada de los USA en ella, las tropas norteamericanas no salieron de México sino hasta el 5 de Febrero de 1917, luego de 11 meses sin haber podido encontrar ni siquiera rastro del famoso General Villa y por lo tanto se fueron con un completo fracaso, mismo que fue “camuflado” por la prensa y al cual, desde ese entonces algunos escritores lo han tratado como “valiosas lecciones aprendidas”, mismas que por supuesto lo fueron.


Sobre Villa se ha escrito muchísimo, incluyendo numerosos “corridos”. Aquí presentamos tres de las versiones de uno solo de esos “corridos” que se refieren a la “Expedición Punitiva”.


La persecución de Pancho Villa.

Nuestro México Febrero veintitrés
Dejó Carranza pasar americanos
Dos mil soldados 300 aeroplanos
Buscando a Villa por todo el país.

Comenzaron a mandar expediciones
Los aeroplanos comenzaron a volar
Por distintas y varias direcciones
Buscando a Villa queriéndolo matar

Los soldados que venían desde Texas
A Pancho Villa no podían encontrar
Ya fastidiados de ocho horas de camino
Los pobrecitos se querían regresar.

Empazaron a lanzar sus aeroplanos
Entonces Villa un plan les preparó
Se vistió de soldado americano
Y a sus tropas también las transformó.

Más cuando vieron los gringos las banderas
Con muchas barras que Villa les pintó
Se bajaron con todo y aeroplanos
Y Pancho Villa prisioneros los tomó.

Toda la gente de Chihuahua y Ciudad Juárez
Muy asustada y asombrada se quedó
Porque miraba tanto gringo y carrancista
Que Pancho Villa sin orejas los dejó.

Que pensarían los “bolillos” tan patones
Que con cañones nos iban a asustar
Si ellos tienen aviones de a montones
Aquí tenemos lo mero principal.






"LA PERSECUCION DE VILLA"
Autor: Samuel M. Lozano.
Interprete: Ignacio López Tarso.

Patria, México, febrero veintitrés,
Dejó Carranza pasar americanos;
Dos mil soldados, doscientos “aigroplanos”,
Buscando a Villa, queriéndolo matar.

Después Carranza les dijo afanoso
“si son valientes y lo quieren combatir,
concedido, yo les doy el permiso
para que así se enseñen a morir”.

Comenzaron a echar expediciones,
los “aigrolanos” comenzaron a volar
por distintas y varias “direiciones”
buscando a Villa queriéndolo matar.

Los soldados que vinieron desde Texas.
A Pancho Villa no podían encontrar.
Muy fastidiados de ocho horas de camino,
los pobrecitos se querían regresar.

Los de a caballo ya no se podían sentar,
y los de a pié “pos” no podían caminar.
Entonces Villa les pasa en su “aigroplano”
y desde arriba les grita “good bai”.

Cuando supieron que Villa ya era muerto
Todos gritaban henchidos de furor
“Ora” si queridos compañeros
vamos a Texas cubiertos con honor.

Mas no sabían que Villa estaba vivo
y que con él nunca iban a poder,
si querían hacerle una visita
hasta la sierra lo podían ir a ver.

Comenzaron a lanzar sus “aigroplanos”.
Entonces Villa un buen plan les estudió.
Se vistió de soldado americano,
y a sus tropas también las transformó.

Más cuando vieron los gringos las banderas
con muchas barras que Villa les pintó,
se bajaron con todo y “aigroplanos”.
Y Pancho Villa prisioneros los tomó.

Toda la gente de Chihuahua y Ciudad Juárez,
Muy asombrada y asustada se quedó,
Solo de ver tanto gringo y carrancista
que Pancho Villa sin orejas los dejó.

¡Que pensarán los “bolillos” tan patones
Que con cañones nos iban a asustar, ja, jaaa.
Si ellos tienen aviones de a montones
Aquí tenemos lo mero “prencipal”.

Todos los gringos pensaban en su alteza,
que combatir era un baile de carquís!
Y con su cara llena de vergüenza
se regresaron “en bolón” “pa” su país.

Que pensarían hay los americanos.
Que combatir era un baile de carquis.
Con su cara llena de vergüenza.
Se regresaron todos a su país.






"LA PERSECUCION DE VILLA"
Anónimo.

Patria, México, febrero veintitrés,
mandó Carranza pasar americanos;
seis mil soldados, quinientos aeroplanos,
buscando a Villa, queriéndolo matar.

¡Ay! Carranza les dice afanoso
si son valientes y lo quieren perseguir,
concedido, les doy permiso
para que así le enseñen a morir.

Organizaron tras él expediciones,
sin llegarle jamás a divisar
y regresaban muy tristes,
por no poder a Villa castigar.

Los soldaditos que vinieron desde Texas
los pobrecitos comenzaron a temblar,
muy fatigados de ocho horas de camino,
los pobrecitos se querían ya regresar.

Aquellos soldados muéstrense biliosos
por las marchas penosas bajo el sol
y burlándose de ellos Pancho Villa
les enviaba recados de dolor.

Pancho Villa ya no anda a caballo
ni su gente tampoco andará,
Pancho Villa es dueño de aeroplanos
y los alquila con gran comodidad.

Cuando creyeron que Villa estaba muerto
todos gritaban con gusto y con afán:
ahora si, queridos compañeros,
vamos a Texas cubiertos de honor.

Mas no sabían que Villa estaba vivo
y con él nunca habían de poder,
ahí si quieren hacerle una visita
está en Parral, lo pueden ir a ver.

Comenzaron a echarle expediciones
Pancho Villa también se transformó,
se vistió de soldado americano,
toda su gente también se transformó.

Más cuando vieron que flotaba
la bandera que Villa les pintó,
se equivocaron también los pilotos,
se bajaron y prisioneros los cogió.

Pancho Villa les dice en su mensaje
que en Carrizal seiscientos les mató,
que agradezcan a Don Venustiano
los prisioneros, él fue quién, los salvó.

¡Ay! Carranza les dice afanoso
si son valientes y lo quieren perseguir,
yo les extiendo amplio permiso
para que así se enseñen a morir.

Toda la gente allá en Ciudad Juárez,
toda la gente asombrada se quedó,
de ver a tanto soldado americano
que Pancho Villa de los postes colgó.

¡Que pensarían estos americanos
que combatir era un baile de carquís!
Con su cara cubierta de vergüenza
regresaron otra vez a su país.

Como saben que en México se mata
y que a diario se mueren por acá,
con un solo soldado mexicano
nuestra bandera en sus manos flotará.

Cuando entraron los gringos en Chihuahua,
Todos pensaban que nos iban a asustar,
Pensarían que iban para Nicaragua,
Muy asustados pudieron regresar.



Con relación a este tema igualmente se han realizado algunas películas.
Aunque gran cantidad de información proviene de “leyendas” no todas creíbles como la que a continuación presentamos; por supuesto el avión no pertenece a la época pues se trata de un “de Havilland DH-60” de finales de los 1920s y la trama de enseñar a Pancho Villa a operar un aeroplano es poco creíble.

Sin embargo representa una adición más al tema “los aviones de Pancho Villa”.
Película realizada en 1968 por Paramount Pictures y se llama “Villa rides!”


 
 
 
    Mexican Aviaiton History.

  Contacto: contacto@mexicanaviationhistory.com
  Diseño y Programación por: