Bibliografía
 
Historia Militar del General de División Piloto Aviador Alfonso Cruz Rivera
Autor: Armando Cruz Morales y Armando Cruz Pastrana



Una obra de producción limitada, única en su tipo, avalada y revisada por la Subsección de Investigación y Desarrollo Histórico de la Fuerza Aérea Mexicana.

Consta de 335 páginas, 9 capítulos y más de 500 ilustraciones, parte de ellas inéditas, incluso en la misma fuerza aérea, mostrando gráficas y documentos.

Este libro es una crónica completa de la historia militar del Gral. de Div. P. A. Alfonso Cruz Rivera quien con más de 54 años de servicio ininterrumpido a la patria, fue protagonista de una de las carreras más longevas, ascendentes y productivas de su generación que lo llevó a ocupar todos los puestos de mando en la fuerza aérea con la única excepción de la Dirección de la Escuela Militar de Aviación. Sirvió de manera activa durante más de once períodos presidenciales, nueve de ellos con asignación, destacando la cercana relación que sostuvo con los Presidentes Gral. Alvaro Obregón, Gral. Abelardo L. Rodríguez y Adolfo Ruiz Cortines.

Se inicia a principios del siglo pasado, los años veintes y culmina a finales de los años ochentas. Comprende, por lo tanto, gran parte de la invaluable historia de la Fuerza Aérea Mexicana y de México.

El primer capítulo muestra la personalidad de Alfonso Cruz Rivera así como sus hechos relevantes a lo largo de su carrera militar.

El segundo capítulo reseña los acontecimientos suscitados en la década de los veintes incluyendo diversas campañas militares como consecuencia de sublevaciones revolucionarias en donde el Teniente Alfonso Cruz Rivera ascendido a Cap. 1/o. y posteriormente a Mayor, tuvo una participación destacada haciéndose acreedor a dichos ascensos por méritos especiales en campaña y por méritos en campaña respectivamente.

El tercer capítulo muestra las actividades en las que el Mayor Alfonso Cruz Rivera prestó sus servicios en diferentes unidades y dependencias durante los años treintas, destacando su asignación como ayudante del C. Presidente Constitucional Substituto de los Estados Unidos Mexicanos Gral. de Div. Abelardo L. Rodríguez durante todo el período presidencial haciéndose acreedor a un ascenso por hechos meritorios en servicio del Ejecutivo de la Nación y a un reconocimiento como uno de los jefes de Estado Mayor Presidencial que más se ha distinguido por su buena conducta civil y militar. Durante la misma década el Teniente Coronel Alfonso Cruz Rivera recibió el grado de Coronel.

El cuarto capítulo comprende las intensas actividades durante los años cuarentas destacando el período de la Segunda Guerra Mundial en donde se produjo el hundimiento por submarinos alemanes de varios barcos mexicanos; así mismo, al Coronel Alfonso Cruz Rivera le fue asignada la Comandancia del 2/o. Regimiento Aéreo el cual posteriormente cambiaria de denominación a 2/o. Grupo de Escuadrones Aéreos, compuesto por los Escuadrones 204, 205, 206 y 207.

Como Comandante se sorteaba con su personal un turno para participar en los vuelos y misiones de vigilancia y protección a convoyes marítimos que navegaban en el Golfo de México y Mar Caribe acumulando un total de 1578 horas 29 minutos tan solo en el período que corresponde de enero de 1943 a junio de 1947.

Durante la misma década y al término de la Segunda Guerra Mundial, por su reconocida competencia y aptitudes y por instrucciones del Gral. Antonio Cárdenas Rodríguez, el Coronel Alfonso Cruz Rivera fue relevado del mando del 2/o. Grupo de Escuadrones Aéreos y nombrado Subdirector Operativo de la Dirección de Aeronáutica Militar; obteniendo poco después el grado de General Brigadier.

El quinto capítulo recrea la situación de los años cincuentas siendo estos los años más trascendentales en la vida militar del Gral. Alfonso Cruz Rivera quien a principios de la década fue ascendido al grado de General de Brigada, posteriormente, a mediados de la misma, el Presidente de la República Adolfo Ruiz Cortines lo nombró Jefe de la Fuerza Aérea Mexicana.

Como Jefe de la FAM, el Gral. Cruz Rivera buscó la autonomía de la misma y lograr la Secretaría del Aire, propuso una Ley Orgánica para la FAM, desarrolló un Plan de Recuperación de Material Aéreo que permitió que volaran 60 aviones en el Desfile Militar del 16 de Septiembre de 1955 gracias a que los aviones que estaban en tierra por falta de refacciones fueron habilitados en sus propias bases. No obstante los limitados recursos con que se contaba, se reforzó el equipo de los talleres del 4/o. Escalón de Mantenimiento con lo cual se logró un incremento de rendimiento del 40% lo que permitió una recuperación de 55 aviones que se encontraban dados de baja como material de desecho a través de un proceso que duró dos años y seis meses. Dicho proyecto inició una reestructuración completa dentro de la FAM.

Por su valiosa colaboración en el desempeño de las labores como Jefe de la Fuerza Aérea Mexicana recibió una felicitación por parte del presidente de la República y fue ascendido al grado de General de División manteniendo el cargo de Jefe de la fuerza aérea que ocupaba.

En vísperas de que la a fuerza aérea entrara a la era del “jet”, el Gral. Cruz Rivera advirtió y presentó un Plan Integral de Actualización a la Presidencia el cual por su complejidad, ésta consideró que correspondía al próximo gobierno atender pues la actual administración no tenía tiempo para estudiarlo, valorizarlo y ejecutarlo.

A finales de la década se suscitó el incidente con Guatemala el cual a pesar de los logros y esfuerzos realizados en la FAM evidenció la incapacidad de la misma para repeler un ataque, pues la vocación pacifista del gobierno y el limitado presupuesto no permitieron artillar los equipos existentes y mucho menos adquirir material de vuelo con aviones modernos, con mayor capacidad de ataque.

Al término de la gestión del Gral. Cruz Rivera como Jefe de la Fuerza Aérea Mexicana, recibió una invitación por parte del Secretario de la Defensa Nacional Gral. Agustín Olachea para servir como asesor en la SEDENA por su destacada labor al frente de la FAM y a su vasta experiencia. Dicho puesto lo ocupó por breve tiempo pues solicitó su cambio a la 15/a. Zona Militar en Guadalajara Jal. para no interferir en las decisiones del nuevo mando y de no enfrentarse a la diferencia de propósitos.

El sexto capítulo incluye diversos reconocimientos que le fueron otorgados al Gral. de Div. P. A. Alfonso cruz Rivera durante los años sesentas siendo autorizado a portar “Älas de Piloto Aviador con Estrella y Laureles”, además de haber sido condecorado por el Presidente de la República Lic. Adolfo López Mateos con la medalla de perseverancia de 1/a. clase.

El séptimo capítulo muestra la relación del Gral. Alfonso Cruz Rivera con diversos Jefes y Oficiales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América destacando la estrecha relación que sostuvo con el Gral. USAF Truman H. Landon.

El octavo capítulo habla del retiro del Gral. de Div. P. A. Alfonso Cruz Rivera.

El noveno capítulo está dedicado a los premios, reconocimientos y condecoraciones que recibió a lo largo de su vida militar.
 
 
 
    Mexican Aviaiton History.

  Contacto: contacto@mexicanaviationhistory.com
  Diseño y Programación por: